¿Qué es Ethereum?, ¿cuál es su utilidad?, ¿es lo mismo que Bitcoin? Descubrí las respuestas a estas preguntas y mucho más entrando a la siguiente nota.

Imagen de Crypto Scanner

¿Qué es Ethereum?
Cuando hablamos de Ethereum nos referimos a una plataforma open source (código abierto) basada en el modelo blockchain. Es descentralizada y permite que cualquiera pueda crear contratos inteligentes, es decir, programas informáticos que ejecutan acuerdos registrados entre dos o más partes y aplicaciones en pocas líneas de código. Además de ser un protocolo, Ethereum también provee su propia criptomoneda, de la cual hablaremos más adelante en este mismo artículo.

El logo de Ethereum

¿Cómo surge Ethereum?

A diferencia de Bitcoin, el creador de Ethereum tiene una identidad real. Se trata de Vitalik Buterin, un joven programador y escritor ruso que en 2013 y con tan solo 19 años comenzó a desarrollar la plataforma. Sin embargo, Buterin no creó Ethereum de la nada, sino que ya estaba bastante involucrado con el mundo Bitcoin. Desde 2011 que escribía artículos acerca de la moneda digital hasta que lo contactaron de Bitcoin Magazine, revista que en 2012 comienza a sacar su versión impresa y que luego fue comprada por BTC Media. Vitalik es cofundador y colaboró hasta 2014.

Vitalik Buterin, creador de Ethereum. Fuente: CCN.

El propósito inicial de Ethereum está muy ligado a una experiencia personal de su creador. Buterin solía jugar al WoW (World of Warcraft, un videojuego de rol multijugador masivo en línea), hasta que en 2010 Blizzard Entertainment, la empresa creadora del juego, eliminó una característica del mismo e hizo que el joven ruso dejase de jugar. Fue en ese momento que Vitalik tomó conciencia de las consecuencias que traen los sistemas centralizados. Es por eso que Ethereum tiene como objetivo descentralizar la web mediante la introducción de cuatro componentes como parte de la hoja de ruta de su Web 3.0: publicación de contenido estático, mensajes dinámicos, transacciones confiables y una interfaz de usuario integrada y funcional. 

¿Qué es Ether?
Ether (ETH) es la criptomoneda de Ethereum. Es el motor que impulsa esta plataforma de aplicaciones distribuidas y es utilizada por los clientes para realizar pagos a otras personas o a máquinas que ejecutan las operaciones solicitadas. Vendría a ser el incentivo por el cual los desarrolladores realizan aplicaciones de calidad y hace que la red permanezca saludable.

¿Para qué sirve Ethereum?
Cuando hablamos de la utilidad de Ethereum y para qué sirve, tenemos que enumerar cuáles son sus ventajas. En principio, las primeras que aparecen en la lista son similares a las de otros protocolos: debido a que está descentralizada, su principal ventaja es que es una plataforma transparente, es decir a prueba de hackers. También que sea un sistema de código abierto, la inexistencia de intermediarios, hecho que permite que seas 100% dueño de tu dinero, no están controladas por ningún gobierno central (por lo que no pueden controlar su valor) y son infalsificables. Sin embargo, Ethereum también tiene beneficios que otras criptomonedas no poseen y más adelante la compararemos con Bitcoin. Un aspecto distintivo en su utilidad es la creación de contratos inteligentes. Estos, al estar integrados a la plataforma, eliminan la necesidad de requerir de un software externo. Ethereum también sirve para ejecutar operaciones más rápidas, ya que el tiempo de la transacción del Ether es realmente más rápido que el de otras tecnologías. Por último, puede ser usado para crear aplicaciones financieras, con seguridad y transparencia, ofrece además seguridad criptográfica online para manejar propiedades y contratos.

Ethereum ofrece ventajas que otras tecnologías no poseen

Ethereum vs. Bitcoin

Es inevitable preguntarse qué tienen en común Bitcoin y Ethereum. La principal similitud entre ambas es que se basan en la tecnología de cadena de bloques (blockchain). Esta fue utilizada por primera vez en 2009 por Bitcoin. Buterin, al ver el potencial que tenía la misma, se interesó por la herramienta para su proyecto. Además, tanto Bitcoin como Ethereum tienen monedas que son descentralizadas (no existe un ente que controle las divisas ni las transacciones) y que se ponen en circulación a partir de la minería, es decir, el proceso de validar bloques de transacciones y agregarlos a la cadena de bloques.

De todos modos, así como tienen puntos en común, no faltan las diferencias. Obviando las de sus orígenes y sus creadores, la principal discrepancia es la función de cada plataforma: mientras que Bitcoin fue diseñado como un sistema de pago descentralizado, seguro y rápido, Ethereum, como ya mencionamos, se presenta como algo más: “un sitio descentralizado que ejecuta contratos inteligentes”. 

Con respecto al lenguaje de programación, también podemos encontrar diferencias. Bitcoin utiliza el lenguaje de programación C++ y funciona con menos de 70 comandos (instrucciones de programación), mientras que Ethereum tiene un rico y complejo lenguaje de programación ‘Turing complete’, que incluye siete lenguajes de programación diferentes. Esto hace que Ethereum tenga una base más amplia sobre la cual construir, aunque también el hecho de que sea más complejo aumenta la posibilidad de cometer errores. 

Por último, ambas tienen a su respectiva criptomoneda pero sus usos son distintos. Hay dos categorías de criptomonedas: las monedas virtuales y los tokens. Bitcoin entra en el primer subgrupo, la divisa compite directamente contra el dinero fiduciario y el oro. Es global, accesible y permite usarse sin disponibilidad de los bancos. Por su parte, los tokens, sirven como representación de otra cosa. En Ethereum, el Ether representa un valor financiero, un activo digital, es un token para la gestión dentro de la red. Podemos pensar a la plataforma como un casino y a los tokens como las fichas que se utilizan para acceder a los juegos.