¿Sabías que existe más de una criptomoneda, no? La realidad es que sobran y hay para regalar. Es por eso que en este artículo te presentamos las criptos más reconocidas. Cuándo se crearon, cuál es su objetivo y mucho más.

Para realizar un ranking de las divisas virtuales más populares debemos preguntarnos “¿qué hace que una criptomoneda sea rentable y valga la pena?” Podríamos señalar cinco aspectos clave:

  • Poseer más tecnología e innovaciones que sus competidoras
  • Su capitalización en el mercado y volumen actual en las transacciones
  • Su tamaño y el engagement que genera con la comunidad
  • Respaldo de grandes empresas o gobiernos, así como su aceptación en exchanges y comercios.
  • La última, que por más que esté implícita, hay que aclararla: la originalidad del proyecto y que sea revolucionaria.

Ya habiendo repasado los rasgos trascendentales que debe tener una criptomoneda, hagamos un repaso, en orden decreciente, de las 10 criptos más famosas y que hay que tener de cerca en este año.

10) Cardano (Ada)

¿Qué es Cardano? Es una criptomoneda creada en el año 2017. Si, con tan poco tiempo en el mercado se posiciona dentro de las diez criptos más populares. Nació con el propósito de ser la Blockchain más desarrollada tecnológicamente y, para lograrlo, sus creadores elaboraron un diseño multicapas que opera sobre la blockchain a varios niveles: en una se ejecutan las coins ADA y otra es computacional, allí se operan los contratos inteligentes. Además, también hay una cantidad limitada de divisas, que en este caso es de 45 millones. 

9) Tron (TRX)

También creada en 2017, apenas unos días antes que Cardano, la idea de Tron es descentralizar el Internet tal como lo conocemos, utilizando su infraestructura basada en la cadena de bloques (blockchain) y añadiendo su criptomoneda tronix (TRX) para potenciar el intercambio de valor en el Internet.  La intención de su plataforma es descentralizar la industria del entretenimiento y los contenidos digitales en Internet. El Internet como lo conocemos, es una industria muy centralizada, donde los mayores beneficiados son las grandes empresas como Google y Apple. Así, TRON busca eliminar al intermediario, haciendo que la interacción y la transferencia de valor se haga directamente entre el creador de contenido, el editor y el usuario que finalmente interactúa con el contenido. Para estas transacciones, crearon su criptomoneda que actúa como gas dentro de la red.

La intención de Tron es descentralizar la industria del entretenimiento y los contenidos digitales en Internet. Fuente: Cryptocurrency News.

8) Tether (USDt)

Lanzada en 2014, se trata de una criptomoneda que permite almacenar dinero y hacer transacciones de forma sencilla, sin necesidad de pasar los Tethers a otra criptodivisa, sino de cambiar las tether coins directamente en dinero fiduciario. De esta manera, Intenta acabar con la volatilidad característica de las criptomonedas por lo que mantiene una paridad 1:1 con el dólar. Así 1 Tether siempre equivaldrá a 1 USD a su par fiduciario (porque además, puede estar referenciada a otras divisas como el Euro o la GBP). Es por este motivo que es una de las criptos con el valor más estable dentro del mercado.

7) Bitcoin Cash (BCH)

Bitcoin Cash (BCH) tiene muchas similitudes con bitcoin. Su creación fue el 1 de agosto del 2017, el día en que se bifurcó Bitcoin. Una bifurcación fuerte es una división en el blockchain. Por lo tanto, el bitcoin cash y bitcoin compartían el mismo historial de transacciones hasta el 1 de agosto del 2017, pero actualmente están separados por completo. Esto fue resultado de un fuerte desacuerdo en la red de Bitcoin sobre cómo solucionar los problemas de escalabilidad. De esta manera se crea una coin con mayor capacidad para procesar los bloques (evitando los problemas de congestión de la red), sin la función Replace by fee (RBF) y con un nuevo algoritmo de ajuste de dificultad en el minado (Ajuste de la Dificultad de Emergencia EDA) entre otras cosas. Al igual que BTC, su límite es de 21.000.000.

Bitcoin Cash nace de una bifurcación con Bitcoin. Fuente: Cointelegraph.

6) Stellar Lumens (XLM)

Surge en 2014 y es una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo facilitar el acceso a productos financieros a todas aquellas personas que no lo tienen. Su propósito generó que muchos seguidores y una gran comunidad de usuarios trabajen y participen de forma activa en el proyecto. Para lograrlo, se diseñó una red de servidores descentralizados que pueden ejecutar cientos de transacciones a muy bajo costo y a grandes velocidades. Por último, la cripto que mueve toda su red es Lumens y mediante un proceso de cambio de divisas, un usuario puede enviar dinero a otro en menos de 5 segundos y en cualquier parte del mundo.

5) Litecoin (LTC)

Surge en 2011 inspirada en Bitcoin y con el objetivo de convertirse en una alternativa de dicha criptomoneda. Al igual que esta, se usa para transferir fondos directamente de individuos o empresas sin la necesidad de un intermediario, como un banco o un servicio de procesamiento de pagos. Las matemáticas aseguran la red y facultan a las personas para controlar sus propias finanzas. Sin embargo, Litecoin ofrece tiempos de confirmación de transacción más rápidos y una mejor eficiencia de almacenamiento que la criptomoneda líder. Otra de las diferencias es que el límite de monedas es de 84 millones.

4) Eos (EOS)

EOS es el token de la aplicación descentralizada Block.one desarrollada por Daniel Larimer. Surge en 2017 como un proyecto sencillo cuya intención es llevar la tecnología blockchain a todas las empresas del mundo. Así como Litecoin se basó en Bitcoin, pues Eos se inspira en la Blockchain de Ethereum y le añade algunas mejoras al sistema. Estas permiten procesar millones de operaciones por segundos sin colapsar ni aumentar las comisiones, sobrepasando cualquier otra cadena de bloques. A pesar de que no parezca una increíble innovación, EOS ha ganado varios adeptos, escaló puestos y se mete en el top 5 de las criptos más populares de este año.

3) Ripple (XRP)

A pesar de que se diga que Ripple es la criptomoneda, en realidad es la empresa que respalda a la criptomoneda XRP. Surgida en 2012, algunos deciden llamarla el “Caballo de Troya” usado por los bancos para entrar a las criptomonedas mientras que otros defienden que es un proyecto con un desarrollo tecnológico bastante interesante e innovador. Una de sus principales novedades es que no busca desplazar el sistema tradicional, en realidad se plantea como un mecanismo para “unir las diferentes monedas en uso en todo el mundo”. Y además no opera sobre una Blockchain ni genera nuevas monedas, por lo tanto, tampoco puede ser minado y sus fundadores (la sociedad Ripple Labs) mantienen todo el control sobre las monedas liberadas.

2) Ethereum (ETH)

Ethereum se posiciona como la segunda cripto más popular de este año. Se lanzó en 2015 y desde ese entonces su nombre empezó a sonar cada vez más en el mercado. En gran medida, su éxito se debe a la revolución generada con la tecnología blockchain. Si bien Bitcoin fue la precursora de este concepto, Ethereum trajo consigo la aplicación en los contratos inteligentes. A partir de esa innovación y, como mencionamos anteriormente, otras divisas se han inspirado en ella. Además, su moneda no tiene una cantidad limitada. 

Bitcoin y Ethereum, las criptos más populares.

1) Bitcoin (BTC)

Si bien mencionamos que otras criptos superaron su sistema blockchain, desde que se lanzó en 2009, Bitcoin sigue siendo la más popular de todas y su moneda continúa liderando el mercado digital. No sólo es la moneda que más capitaliza sino también la que mayor volumen de transacciones ejecuta. A día de hoy se han minado unos 17 millones de BTC y en 2019 Bitcoin va a seguir llevando la voz cantante y continuará siendo el punto de referencia del resto de criptomonedas. Para más información, clickea acá (enlace del artículo de btc).