Como explicamos en artículos anteriores, Bitcoin es una red descentralizada. Entonces, sin intermediarios, ¿Cómo guardo mis bitcoins? En esta nota te contamos la forma más efectiva de almacenarlos. Entrá y enterate.

Fuente: Kryptonianos

Introducción

Cualquiera puede -lo que comúnmente se llama- abrirse una “cuenta” de Bitcoin. Por cuenta nos referimos a dirección. Así como muchos sitios web utilizan una dirección de correo electrónico como identificador único, Bitcoin toma una dirección de bitcoin y tiene una contraseña asociada al identificador (al igual que el resto de los sitios web y plataformas que usamos día a día). Es en esta dirección donde uno recibe los pagos y gracias a la contraseña lo podemos administrar.

Una frase tan recurrente como “tengo X número de bitcoins”, en realidad no es tan cierta. Si la tomamos literalmente, en verdad solo tenes las claves privadas capaces de gestionar esta cantidad X de bitcoins en tu dirección. Debido a esta importancia, estas claves privadas se almacenan en programas que actúan como monederos.

Es por eso que uno de los sitios más recurrentes para almacenar tus bitcoins son los llamados monederos. Un monedero Bitcoin no es más que una zona (digital o física) donde almacenar claves privadas. No obstante, cuando hablamos de software (ordenador, móvil) lo normal es usar un cliente (un programa instalable) que hace a la vez de zona donde almacenar claves privadas y de interfaz para operar sobre la red Bitcoin: permitiendo enviar bitcoins, reflejar visualmente el estado de las direcciones asociadas a las claves privadas que gestiona, etc.

Tipos de cliente

Antes de meternos en las diferentes opciones de monederos que existen, debemos diferenciar las dos formas de cliente que uno puede ser en bitcoin: cliente completo (o full client) o cliente ligero (también llamado lightweight client).

La diferencia entre ambos es que el primero descarga la Blockchain al completo (la cual ocupa decenas de gigas) y la mantiene actualizada actuando como nodo de la red apoyando a ser distribuida y el segundo no descarga la blockchain ya que usa un servidor tercero, el cual si es un nodo con la Blockchain descargada y actualizada.

Hay 2 tipos de clientes dentro de Bitcoin.

Opciones de monedero para bitcoin
1) Ordenador
Consisten en programas que podes instalar en la computadora y permiten controlar el monedero directamente desde ahí. Esto se da gracias a que almacenan las claves privadas de manera local. Los dos principales son Bitcoin Core y Electrum. El primero se utiliza para los usuarios Full Client, mientras que el otro es más común en los Light Client. Si bien existen muchos más, estos dos son los más destacables. Igualmente, también existen algunos monederos que funcionan como extensiones del navegador Firefox o Chrome, es decir, están integrados en tu navegador web. Suelen ser tan cómodos como el resto y se tratan de “Lightweight Clients”.

2) Smartphone
Se tratan de programas que actúan como clientes “ligeros”, lo que les permite ocupar unos pocos megas en tus dispositivos. Algunos se pueden sincronizar con clientes web o de escritorio de tal manera que funcionan como un monedero multiplataforma que comparten un mismo fondo de bitcoins. Algunos de los más conocidos son: Mycelium, Bread Wallet y Edge.

Uno puede almacenar sus bitcoins desde el teléfono.

3) Web

El más usado y fácil de crear pero a la vez es con el que hay que tener más cuidado. Es accesible a través del navegador y las claves están almacenadas en los servidores del proveedor. Funciona de la misma manera que los clientes típicos de correo electrónico, como Gmail o Yahoo. Si bien estos tipos de wallet son sencillos de usar, tienen una contra muy grande y es que son los más inseguros. Son sin dudas en los que más hay que depositar la confianza, ya que es un tercero quien está guardando tus claves privadas. 

Los dos sitios web más habituales son BitGo y Blockchain.com.

4) Hardware

En esta categoría encontramos dos tipos: monederos en hardware con funcionalidades operativas y simples almacenadores seguros de claves privadas. Estos segundos, aunque pueden definirse como monederos porque guardan las claves privadas, son diferentes a los tipos de monederos mencionados anteriormente, es más, dependen de ellos para funcionar. 

Los almacenadores de claves son dispositivos físicos que pueden almacenar las claves privadas y hacer operaciones de firmado usando el puerto USB del ordenador o OTG del teléfono, como por ejemplo el de Trezor. De esta forma desde tu monedero de ordenador, teléfono o web, una vez se necesite hacer un pago, se preparará la transacción que será enviada por el puerto USB/OTG al dispositivo para que la firme. Una vez firmada regresa de nuevo al software para enviarse a la red Bitcoin.

Un ejemplo de Hardware, la wallet de Trezor. Fuente: Bitcoin.com.

5) Papel
Como en el caso del software que simplemente almacena claves, técnicamente es un monedero, pero carece de conexión directa a la red Bitcoin (ya que es un papel). El monedero en papel es una clave privada impresa, ya sea cifrada con otra clave o puesta directamente, pero es interesante nombrarlo. Si bien conlleva una modalidad rudimentaria, se la puede considerar como una de la más seguras ya que no depende de ningún sistema y está a salvo de fallas en algún hardware.

¿Son seguros los monederos?

Como dijimos anteriormente, hay algunos monederos más seguros que otros y esto depende de cómo los utilices. Las claves privadas son la única manera de acceder a los bitcoins. Si perdes las claves privadas o se corrompen, perdes tus bitcoins, así que la forma de mantenerlos a salvo es impidiendo por todos los medios que alguien pueda tener acceso a estas y evitar perderlas. 

Es por eso que uno debe elegir que prefiere. Si usar uno en papel, que está mucho más protegido a fuerzas externas pero requiere de tiempo y paciencia o uno online, con más riesgos pero facilidad y rapidez para realizarlo